Salesianos

6 Ene
El 23 de diciembre de 2009 asistí a una misa en la  Iglesia María Auxiliadora por motivo de la Navidad,  y recordé que muchos recuerdos de mi niñez estuvieron relacionados al mundo salesiano.
 
DON BOSCO Y SUS HIJOS

En la misa, el padre polaco Ricardo Lach no solo cumplió con el mensaje bíblico sino que contó varias anécdotas de su participación en el Censo de Población junto con su congregación en el Cusco y luego, como es su costumbre, nos dio la bendición remojando una escobita en agua bendita y echando a diestra y siniestra el agua a toda la gente, bajo la consigna “¡fuera el demonio!”. Algo bastante divertido, ya que empapó a muchos, y hasta por la espalda les tiraba el agua, jajaja.
Padre Ricardo Lach
Luego se desarrollaron varias actividades en el Politécnico (bailes, sorteos, música, etc), donde contó el Padre Lach que varios niños y jóvenes que eran llamados “pirañas” y pululaban en Lima drogados y sucios, formaban parte ahora de la Comunidad Salesiana. Al igual que Don Bosco, los salesianos recogen a los niños desamparados, huérfanos, sin importar si son delincuentes o no, y los alimentan, cuidan y alojan. Todo esto con las donaciones y la venta de los productos que fabrican. Nos mencionó que si deseábamos algún carpintero, pintor o lo que sea, sus chicos podían ofrecer esos servicios. “Nos autorizaron construir 3 pisos en el área de la parroquia, pero como somos algo tramposos, construimos cinco“, mencionó. La gente sonreia, mientras él explicaba que dicha construcción servia de “alojamiento” a los chicos. Llamó a uno de ellos, que tenía el mérito de haber ocupado los primeros puestos en el colegio. El muchacho de 14 o 15 años narraba un resumen de su vida, que era muy triste pero ahora estaba lleno de esperanza por la vida. Realmente, encomiable la labor del padre Lach, que hasta nos ofreció el Panetón Don Bosco, con la imagen del santo en la caja.
No hay congregación de la iglesia católica con la que simpatice más que la Salesiana, básicamente por su filosofía de trabajo, más que un ideal la educación es su estilo de vida. Don Bosco pensaba que el sufrir martirio y los sacrificios constantes no servían para los propósitos de Dios, por eso reñía a Domingo Savio, que pensaba alcanzar la santidad de esa forma. Don Bosco le advirtió que dejará de sacrificarse. El niño prácticamente no comía, ofrecía su ración a sus compañeros y rezaba casi 5 horas, por ello murió antes de cumplir los 15 años. Don Bosco sintió mucho esta pérdida. Si Santa Rosa hubiera nacido tres siglos después y tenido como tutor a Don Bosco, no hubiera muerto tan joven y hubiera dejado la tontería de autoflagelarse y torturarse.

Don Bosco

Otro acierto de Don Bosco, recomendaba:
“Cada uno, en lugar de hacer observaciones sobre lo que hacen los otros, esfuércese en cumplir con el mayor esmero posible las responsabilidades que le han sido confiadas” Frase que deben colgar en todas las oficinas.

Y otra precisa, “cuando comience entre nosotros el bienestar y las comodidades” la sociedad salesiana “ha terminado su misión” y “no olvidéis que nosotros estamos para los niños pobres y abandonados”. Excelente advertencia que muchas congregaciones católicas deberían imitar.
 
De niño asistía a las misas dominicales en la Iglesia María Auxiliadora. Era común que en mi casa no faltara “El Pan del Alma”, la hojita que repartian al ingresar al templo. Me gustaban los relatos bíblicos aunque en misa no entendía nada, por la pésima salida del sonido por los parlantes, que felizmente ya se reemplazaron. Asociaba al padre Carlos Cordero, con la figura de Don Bosco y recién entiendo como fue que un día, cuando cumplí años se acercó a mi casa para regalarme un “Nuevo Testamento”. El quería saber si vivía en buenas condiciones, con mis padres. Fui también a las verbenas del colegio con mi familia, desayunando el delicioso café con leche y jugando fulbito de mesa, sapo, etc. La recreación era también parte del programa educativo de Don Bosco y los salesianos lo llevan muy bien.
 
Mi abuelo materno, Victor Oswaldo Altamirano Caballero, junto con su hermano Jesús Ezequiel, fueron acogidos por los salesianos después de la muerte de su madre. En 1906 empezaron a funcionar los tranvías eléctricos en todo Lima y uno de ellos, la línea urbana Medalla – Cinco Esquinas cruzaba la Plaza de Santa Ana (hoy Plaza Italia). Un día, en momentos que mi bisabuela Celinda Caballero salía de la Iglesia de Santa Ana, uno de los cables del tranvía se desenganchó y la envolvió. La llevaron al hospital con graves quemaduras y falleció allí, tendría unos 28 años de edad. Sus hijos, Victor Oswaldo, nacido el 1ro. de abril de 1901 y Jesús Ezequiel, el 29 de abril de 1904 fueron internados por los salesianos en sus instalaciones de Breña. Estos talleres se habían inaugurado en 1892 en el Rímac y en 1897 se trasladaron a Breña. La Escuela de Artes y Oficios contaba con tres talleres: sastrería, carpintería y zapatería. Mi abuelo aprendió allí el oficio de su vida: carpintero. Las ventanas del Palacio de Gobierno fueron trabajadas por él, también el Palacio de Justicia y el Hotel Mossone en la Laguna de Huacachina.
Victor Oswaldo Altamirano Caballero
 
Lamentablemente al igual que en otras organizaciones religiosas, sacerdotes salesianos han abusado de menores, que empaña totalmente los logros que pudieran nombrarse. La iglesia ha debido tomar medidas drásticas para proteger al máximo la confianza que los cristianos depositan en los sacerdotes, sobre todo en lo que se refiere a su función educativa con niños y jóvenes. A los infractores no sólo se les debe aplicar severas penas clericales (excomunión, expulsión, etc), sino también pena carcelaria. Es una estupidez y un escandaloso encubrimiento intentar, como se hizo hace décadas, someterlos a tratamiento psicológico y darles otra oportunidad. La iglesia está en crisis y Juan Pablo II, antes de morir, se refirió a este asunto con claridad “la gente necesita saber que no hay lugar en el sacerdocio y en la vida religiosa para quienes podrían dañar a los jóvenes”. Juan Pablo II estaba dolido de este abuso de los más débiles por parte de quienes debían dar ejemplo de santidad.

A pesar de estas “manchas” execrables, los salesianos han sido responsables de que muchas personas hayan encontrado el camino, un rumbo para sus vidas. El legado de Don Bosco es inmenso en el Perú y en todo el mundo. Existen centros de esta orden en más de 128 países, entre colegios, parroquias, centros de atención al niño de la calle, centros misioneros y cooperación con organizaciones oficiales y no gubernamentales en beneficio de la juventud más necesitada.

Para terminar la nota, un video de la película “Don Bosco” de Lodovico Gasparini, con el actor Flavio Insinna:

 

   

Otro film con el famoso actor Ben Gazzara realizado en 1988, que a mi parecer es el que más se parece al santo:

 
Anuncios

6 comentarios to “Salesianos”

  1. Caligo 14/07/2012 a 23:21 #

    Excelente narrativa, gracias por compartirla por aquí, me encantó la historia y anécdotas familiares….siempre me han gustado escucharlas y leerlas. Ahora entiendo un poco más, cuando mi papá decía con orgullo ahí estudié yo…no sabía el tipo de educación que impartían…si ahora comprendo algunas cosas más. Espero alguna vez tener la oportunidad de visitar el colegio.

    Felicitaciones por su blog.

    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mari Carmen Gª Franconetti 24/04/2015 a 17:23 #

    Te diré que todos mis hijos han sido educados en Las Selesianas, en el barrio de Nervión de Sevilla. No te puedes ni imaginar lo que me agrada esta entrada.
    Gracias por compartirla, José. ¡Cuátas cosas has descrito! Yo también ví la película…

    Abrazo.
    M.C.

    Le gusta a 1 persona

    • Autor 24/04/2015 a 19:01 #

      Me alegra que te haya gustado el post y que tu familia esté también involucrada con la comunidad salesiana. Te comento que el padre Ricardo Lach confesó a mi padre días antes que partiera a la eternidad. Fueron momentos emotivos para toda la familia. Aquella noche él durmió como un bebe con la bendición del sacerdote. Un abrazo.

      Me gusta

  3. Mercedes 01/06/2015 a 0:35 #

    Es otra de tus historias conmovedoras con tu narracion ahora se mas la labor de los salesianos en el mundo brindando no solo educacion si no un estilo de vida sobretodo para los niños y jovenes mas desamparados. Me alegra mucho por tu papa que se fue bendecido por el Padre que mencionaste. Me gusto que te regalaron una biblia de niño espero aun la conserves. Gracias por tus buenas historias.

    Le gusta a 1 persona

    • Autor 01/06/2015 a 9:03 #

      Gracias Mercedes por tu comentario. La labor de los Salesianos es inmensa, es una de las congregaciones católicas que se acercan a la gente no solo con “asistencia” temporal sino como verdaderos formadores.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: