Anacaona, inteligente y seductora

4 Abr

Es frecuente en las principales ciudades de América y Europa encontrarnos con monumentos a Cristóbal Colón, pero son pocos en los que está acompañado de una bella mujer: Anacaona. Ella  se presenta a los pies del Almirante Cristóbal Colón, semidesnuda con solo un taparrabos y unas plumas en el cabello. 
—-

anacaona2
Monumento a Cristóbal Colón (Lima, Perú). Foto: José Abad
A los pies del Almirante, una mujer semidesnuda que sería la taína Anacaona.

Cuando llega Colón a América, toda la tripulación que llevaba meses sin cruzarse con una mujer, quedaron embelesados con Anacaona. Ella poseía belleza, ingenio y talento, que son las armas más poderosas de la seducción. Fresca y codiciable por todos, esta mujer de veintiocho primaveras no estaba sola, su marido el indio Caonabo, cacique severo y belicoso no veía con buenos ojos los galanteos, miradas, sonrisas que sin ningún respeto le regalaban los extranjeros.  La situación empeoró con el contingente que dejó Colón en el fuerte Navidad.  Malos españoles, abusaron de las mujeres, esclavizaron y humillaron a los naturales. 

La misma Anacaona que en un principio sentía admiración por ellos, después de observar y quizás sufrir en carne propia sus tropelias, abrigó para ellos desprecio y rechazo, por eso cuando su marido decide eliminarlos, que con él no había circunstancias atenuantes ni influencias, ella lo apoyó en su empresa.   Así, Caonabo y los suyos destruyeron el fuerte y asesinaron a todos los españoles que se encontraban allí.    Cuando regresa Colón con un mayor contingente y se percata de la masacre, lo captura y deporta a España,  pero en medio del océano, Caonabo escapa de sus cadenas, monta una rebelión y hunde el barco, muriendo en la contienda.

Después, Anacaona consolida su autoridad gobernando la provincia de Xaragua,  la única que no había sucumbido al dominio extranjero.  Sin embargo, España necesitaba el control total de la isla y al mando de Nicolás de Ovando avanzaron con 2500 hombres armados.   Ovando que sabía de la importancia de los jefes o caciques taínos cuyas órdenes eran inmediatamente ejecutadas por el pueblo, decide engañarlos tendiéndoles una emboscada. Se presenta como amigo, organiza una fiesta o banquete, donde asiste Anacaona y 80 jefes más y ante una señal 300 soldados y 70 jinetes inician la matanza de los jerarcas.  Anacaona, logra escapar pero es capturada por Ovando quien sin contemplaciones la ahorcó en público:

“Desde un costado de la plazoleta, el pueblo acompaña a su reina. Anacaona sube los tres escalones que le separan de la plataforma; se ve derrotada pero no vencida, no gime ni se queja. El verdugo se acerca a ella, le coloca la soga en torno al cuello, luego la ayuda a subir a un taburete y templa la cuerda. Anacaona alza la cara por encima del horizonte; contempla a su gente. El verdugo le quita el taburete. El nudo se corre…”
Luis Darío Bernal Pinilla, “Anacaona y las tormentas”

anacaona3

Anacaona en el Monumento a Cristóbal Colón (Santo Domingo, República Dominicana). Foto: José Abad

Historiadores y cronistas elogian a esta heroina dominicana, Bartolomé de Las Casas se refiere a ella como “nobilísima persona, gran señora, benemérita de los cristianos”. Herrera la califica como  “insigne,  mujer prudente y entendida”. Pedro Mártir  de Anglería y Juan Bautista Muñoz coinciden con denominarla “famosa heroína. Charlevoix menciona que Anacaona es “una mujer de ingenio superior a su sexo y a su nación“, el barón Emile Nau dice de ella “graciosa reina e ilustre poetisa”, don Antonio del Monte y Tejada la llena de elogios y don José Gabriel García afirma que su “hermosura incomparable corría  parejas con sus talentos y sus virtudes“. Gianbattista Ramusio;  “a su belleza se unía el  ingenio y la afabilidad, el padre Meriño la presenta como “la india más hermosa y de más esclarecido talento. Javier Angulo Gurídi dice “era bella, generosa y espiritual” y el conde Roselly de Lourgues,  “la más notable individualidad; de imparable fama, y  musa visible que personificada la suave poesía y el vivo esplendor de las Antillas“.

La “flor de oro” que es el significado de su nombre en lengua taína, llenaba con su belleza toda la isla, y  por igual la celebraban indígenas y españoles.  Su pérdida fue un duro golpe para los nativos y quedó inmortalizada en la historia por su  valentía y gran corazón.

Aquí el tema que en su homenaje compone el boricua Catalino Tite Curet Alonso, interpretado por Cheo Feliciano:

Anuncios

4 comentarios to “Anacaona, inteligente y seductora”

  1. Mercedes Aguiar 28/07/2014 a 14:01 #

    Hola, buscando datos de ANACAONA nos hemos encontrado con este magnífico post, tomándonos la libertad de colocarlo en nuestro blog REMEMBRANZAS, desde luego ponemos los créditos, después de su contenido en la misma página existe otro elemento, como podrá observar, esperando que esto no sea molestia de su parte, le saludamos con todo respeto…

    REMEMBRANZAS http://remembranzasnoalolvido.blogspot.com

    Me gusta

    • Autor 29/07/2014 a 16:49 #

      Estimada Mercedes Aguiar:
      Muchas gracias por tus palabras y un gusto que este contenido se incluya en tu blog.
      Saludos cordiales.

      Me gusta

  2. Humberto Meza 05/03/2015 a 13:54 #

    Excelente semblanza de esta heroína ¡ Mujeres como ella lucharían después contra la tiranía del yugo español en las distintas colonias. Que viva el recuerdo de Anacaona ¡¡ Saludos desde México

    Le gusta a 1 persona

    • Autor 05/03/2015 a 16:52 #

      Gracias Humberto Meza, Lo triste es que no necesariamente se enfrentaban a los europeos, sino entre hermanos, es decir disputas internas que terminaron por perjudicarlos a todos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: